De noche, mil ojos al volante.

De noche, mil ojos al volante.

De noche, mil ojos al volante.

Cuando llega la noche nuestra agudeza visual disminuye, algo que tendríamos que tener en cuenta a la hora de conducir.

Aunque nuestro sistema visual está diseñado para que podamos ver en la oscuridad. Lo cierto es que debemos hacer un esfuerzo para realizar acciones y percibir objetos cuando no disponemos de luz.

driving-933281_1280jpg

 CON MAYOR PRECAUCIÓN

Para conducir debemos poner todos nuestros sentidos en la carretera. Es importante que no haya ningún factor que nos distraiga sobre todo en la conducción nocturna a pesar de la iluminación de nuestras carreteras y nuestros coches cuentan con luces que nos facilitan la visibilidad. Las estadísticas lo indican, el 40% de las víctimas mortales al volante se producen cuando se esconde el sol y si embargo es el periodo horario de menos intensidad de tráfico hay. Este problema se agrava si, además el conductor presenta problemas de visión.

Según la RACE el 32% de los conductores diagnosticados de problemas de visión manifiestan serias dificultades para conducir. Este problema se acentúa aún más en la conducción nocturna.

PROBLEMAS EN LA CARRETERA

Las dificultades al conducir de noche van más allá de la baja iluminación .Una mayor sensibilidad al deslumbramiento por las luces de los coches, la visión borrosa o la disminución del contraste (dificultad de distinguir una figura sobre un fondo)son otras de las alteraciones que les impide conducir con plena confianza.

En los casos en los que el problema visual son cataratas, glaucoma o miopía nocturna, el conductor se enfrenta a una pérdida de nitidez en la visión, por lo que no debería conducir por los riesgos que conlleva.

Durante la noche las situaciones de riesgo más comunes son:

·     Atropello a peatones.

·     Atropello a animales.

·     Colisión por alcance a vehículo averiado.

·     No percibir la información de las señales.

Para evitarlo, las recomendaciones más generales se centran en reducir la velocidad de conducción y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que va por delante para tener un buen margen de maniobra en el caso de que surja un contratiempo.

¿SABIAS QUE…?

La agudeza visual por la noche disminuye un 70% debido a que se pierden los contrastes de los colores y luces.

El sentido de profundidad es siete veces menos eficaz por la noche que durante el día.

La disminución de la visibilidad acentúa otros factores de riesgo de accidentes: la fatiga, la velocidad, la falta de reflejos o las condiciones atmosféricas desfavorables.